Precio del Metro en Madrid

A veces me acerco con miedo a las máquinas expendedoras de billetes que en casi todas las estaciones de Metro han sustituido al personal que antes te los vendía desde detrás de una ventanilla. Nunca sabes que es lo que te van a pedir por ese salvoconducto a tu lugar de trabajo, el metrobús. Todavía recuerdo una vez, hace un par de años, como pasé unos cuantos minutos jugando con las opciones de billetes, con la seguridad de que me había equivocado y estaba comprando algún tipo de abono mensual o algo por el estilo.

El transporte en Madrid es caro. Carísimo. ¿Pero cuando?. ¿Y cómo evaluar su precio?.

La metodología utilizada es la siguiente. Supongamos un punto de partida en el tiempo arbitraria. Para ese momento no podemos decir a ciencia cierta si el precio del billete es caro o barato. Podríamos compararlo con otros bienes o servicios, como por ejemplo, una barra de pan. ¿Cuantas barras de pan podría comprar con el precio de ese billete?, ¿es una comparación correcta?, ¿deberíamos escoger otro servicio?. Para evitar todas estas dificultades lo que vamos a hacer es comparar el precio del billete de metro consigo mismo, analizando su evolución a lo largo de los años, comparándolo con el precio que debería tener si éste no hubiera cambiado y tan sólo se hubiera corregido con la inflación, utilizando para esto los datos oficiales del IPC del año anterior.

A continuación podéis ver la gráfica correspondiente, que plasma una realidad que ya preveíamos.

Evolución del precio del metrobús

Evolución del precio del metrobús

El punto de partida es 1997. En ella aparecen dos líneas. Una de ellas corresponde al precio real del metrobús en cada momento, indicada como “coste real”, mientras que la otra es el precio de 1997 corregido con el IPC del año anterior. La zona comprendida entre ambas líneas azules indica el dinero de más que nos cuesta año a año viajar en metro en Madrid.

Parece que efectivamente el precio del billete de metro es caro, es aproximadamente un 100% más caro hoy que en 1997.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *