Otro escándalo más

Otro escándalo más. Esta vez sobre operaciones irregulares que afectan al ministerio de Hacienda. Ya sabemos que nunca descubriremos la verdad, que no dimitirán, que nadie pagará por ello.

Todo parece indicar que hay una serie de personas a las que hacienda no puede investigar. Esto no es nuevo. Si hacemos memoria podemos recordar un caso similar en el país vasco hace unos años. De aquel caso aprendimos que la memoria es frágil e incansable la paciencia del parásito.
En fin, otro ejemplo más de que no todos somos iguales ni ante la ley ni ante hacienda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *